Exposición Trampantalla del 8 de septiembre al 8 de octubre - Sociedad Española de Cerámica y Vidrio
18275
post-template-default,single,single-post,postid-18275,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-3.0,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-28.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Exposición Trampantalla del 8 de septiembre al 8 de octubre

La escuela de Cerámica de Manises organiza la Exposición Trampalla, en ella se muestran casi 500 trabajos cerámicos realizados por alumnos de 14 institutos de la provincia de Valencia, que son fruto de la colaboración  entre dichos centros de educación de enseñanzas medias,  l´EASC (Centro de Formación Superior en Cerámica), el Cefire de Torrent (Centro de formación del profesorado), y el Centro de Innovación «Las Naves».

La exposición será desde el 8 de septiembre a las 18,30h al 8 de octubre, en la sala de exposiciones de «Las Naves».

A continuación una breve sinópsis:

Trampantalla

Experiencias didácticas de ecología social en la era del Smartphonoceno

El rectángulo negro es el centro del mundo. Ésta afirmación es inapelable, lo ha sido antes, lo es durante y lo será después de la crisis sanitaria, soslayando otras crisis.

El tiempo medio de uso del smartphone en los jóvenes con edades comprendidas entre 18 a 24 años es de seis horas diarias, algo más de 90 días al año, su ecosistema es, o lo será en su totalidad, virtual. Consumen, aman, odian, se documentan y opinan a través de sus dispositivos móviles, amparados en la falsa creencia del anonimato.

La esperanza que tenemos puesta en la tecnología tal vez nos defraude y solo sirva para agudizar la desigualdad y fomentar valores alejados de las necesidades sociales.

Trampantalla devuelve la acción al mundo analógico, donde las habilidades y destrezas manuales tienen valor y son necesarias para el ecosistema. Dibujar, modelar, colar, esmaltar y cocer arcilla son habilidades humanas ancestrales que continúan vigentes hoy, la artesanía sostenible esta cada vez más demandada para suplir las carencias que tenemos y configurar nuestro entorno objetual.

Cada objeto expuesto es una crítica abierta al sistema en el que estamos inmersos, que desea evidenciar en una forma tridimensional la tiranía tecnológica y consumista que nos subyuga.

Es imprescindible introducir contenidos referidos a la sostenibilidad de la especie en los programas educativos y en todas las etapas de la educación para crear ciudadanos conscientes de las limitaciones del ecosistema naturaleza que nos permite sobrevivir en el planeta que habitamos.